SOMOS PENSADOS POR NUESTRAS CREENCIAS

SOMOS PENSADOS POR NUESTRAS CREENCIAS

Si eres de los que piensa que; «todos los hombres/mujeres son iguales», » la vida es dura», » jamás tendré dinero», » sin estudios no soy nadie», » la pareja requiere sacrificio», » los jefes no tienen corazón», o «para ganarse la vida hay que luchar y esforzarse al máximo». Que sepas que todas estas frases son CREENCIAS LIMITANTES y estas siendo pensado por ellas.

Estas creencias, condicionan nuestra forma de ver y entender el mundo, pueden ser conscientes o inconscientes, bloquean nuestro desarrollo personal y nuestras relaciones con los demás. Te están sometiendo a un estado de hipnosis que hace que percibas la realidad tal y como la estas creando. Lo haces  a través de tu sistema de creencias. Pero no te preocupes porque las Creencias Limitantes se pueden cambiar por otras, por aquellas que te hagan sentir bien y puedas expresarte en el mundo tal y como quieres ser, sin nada que te limite. Cuando lo hagas  proyectaras en tu vida otra realidad distinta, simplemente, la que has creado.

COMO CONDICIONAN NUESTRAS CREENCIAS EL MUNDO QUE VEMOS.

A través de nuestra percepción, pues los acontecimientos que experimentamos en nuestra vida los percibimos y los interpretamos en función de nuestras creencias. En realidad nosotros no vemos los hechos que están sucediendo delante de nosotros, si no, nuestra interpretación de los hechos. Para nosotros lo que vemos es la verdad absoluta y esto es un error, pues lo que vemos lo interpretamos en función de nuestras creencias.

Un mismo hecho en una cultura significa una cosa y en otra lo contrario. Generalizamos y esto lo hace nuestro sistema de creencias. Pues el mundo que vemos refleja simplemente nuestro marco de referencias internas, las ideas dominantes, los deseos y las emociones que albergan nuestras mentes.

ALGUNAS CREENCIAS EN DIFERENTES CULTURAS.

Anthony De Mello narra en su libro Redescubrir la vida, algunas de las muchas creencias culturales que existen y transcribo:

En una tribu de África el método para aplicar la pena de muerte es el siguiente: como los nativos no tienen la silla eléctrica ni usan la horca, aplican la muerte por destierro. Si perteneces a la tribu y has cometido el delito más grave, eres desterrado. Y este amigo me contó que, una vez leída la sentencia de destierro, en el lapso de una semana, aproximadamente. La persona muere. ¿Morirías tú, si te aplicaran una sentencia de destierro, al serte leída? Yo no, y creo que tú tampoco. ¿Lo harías? ¿Qué crees? Podríamos sufrir, es cierto, si nos desterraran, pero no moriríamos, ¡Por Dios! En cambio, ellos mueren.

Un jesuita amigo mío, de México, me contó acerca de la creencia que existe, entre los nativos de una zona de ese país, en que, si tocan cierto tipo de piedra, mueren. Y están muy convencidos de esto. Así fue como un niño, que aparentemente estaba corriendo, tocó con su pie ese tipo de piedra maldita. Acudió al cura y le dijo que iba a morir.

– Todo eso es superstición. No creo en estas cosas – dijo el cura.

Aquella noche, la madre del niño fue a ver al sacerdote y le rogó: – Padre, ¿podría venir, por favor, a darle los últimos sacramentos al niño?

Y el cura dijo: – Mire, lo de la piedra es una superstición. No estimulen esa creencia en el niño, o esto va a acabar en una especie de profecía auto cumplida; todo eso es tontería.

El cura no fue. A la mañana siguiente, el niño había muerto, literalmente. Estaba convencido de que eso sucedería, de modo que murió.

Se suele oír acerca de estudiantes que en ciertas culturas, comunidades o países, toman sus exámenes tan seriamente que, si fracasan. Se suicidan.

 

VEAMOS ALGUNAS CREENCIAS LIMITANTES!!

DE POSIBILIDAD.

Esta es una creencia que considera inalcanzable cualquier objetivo que nos propongamos, independientemente de nuestras capacidades propias, hay una falta de esperanza. Y limitan nuestra propia expresión.

Origen: Situaciones donde la gestación o sufrimiento causan sufrimiento a la madre, existen complicaciones o/y muerte de la madre.

Perspectivas del feto: Interpreta que causa daño, dolor. SER CULPABLE.

“Haga lo que haga nada cambiara” “Lo que deseo es inalcanzable” “Por mucho que lo intente jamás lo conseguiré” “No existe ninguna posibilidad”

 DE CAPACIDAD.

Esta es una creencia donde el objetivo es alcanzable pero no tenemos la capacidad necesaria para alcanzarlo. Tenemos dudas sobre nuestras propias capacidades o sobre la falta de capacidades. Atraemos  situaciones de gran dificultad que nos impiden lograr cosas, generamos  situaciones de escasez y logramos las cosas con mucho esfuerzo.

Origen: Cuando el proceso de la concepción, gestación o parto han sido dificultosos para el feto

Perspectivas del Feto: No puedo ser concebido, no puedo nacer, la ayuda duele. No puedo tener, no puedo alcanzar, no puedo lograr. NO SOY CAPAZ.

“Esto está al alcance de otros, pero no de mi” “No soy lo bastante bueno o capaz para conseguirlo”

 DE MERECIMIENTO.

Creencia de que el objetivo que  deseamos no lo merecemos  por algo que hicimos o no hicimos, existe una falta de valoración personal.  Atraemos situaciones a nuestra vida de desdicha, de escasez material, física o afectiva.

Origen: concepción y embarazos no deseados consciente o inconscientemente, embarazos con riesgo de aborto o situaciones que afecten al bienestar del feto.

Perspectivas del feto: Interpretan que no merecen vivir, disfrutar, ser amado y en general que no merecen las cosas buenas de la vida. YO NO MEREZCO.

“No merezco esta promoción” “No merezco tanto amor”


OTRAS CREENCIAS.

CREENCIA EN ESTOY SEPARADO DE TODO LO DEMAS.

A partir de esta premisa fundamental en la conformación de este mundo, se creó y fabricó todo un sistema de creencias, a cada cual más limitante. Es una creencia acorde a una manera de pensar determinista y azarosa. Se respalda en la creencia de la buena o mala suerte, de que todo lo que pasa es una mera casualidad. Obviando que todo en el universo esta interconectado entre sí.

CREENCIA EN EL JUICIO.

Se basa en la creencia de que tenemos razón, y que ésta nos permite opinar en contra de ideas que tienen otras personas. Esta creencia nos hace vivir con miedo al juicio de los demás. Decimos: “qué pensarán de nosotros si decimos o hacemos tal o cual…”.

Hay un profundo miedo al rechazo social, a no ser aceptados. En definitiva, al juicio de los demás si hacemos cosas que no concuerdan con la mayoría.

“SI YO TENGO, TU NO TIENES”  “SI YO TE DOY ESPERO QUE ME LO DEVUELVAS”.

Estar en deuda es uno de los artificios sociales para manipular y hacer sentir culpables a los demás.

Crear dependencias es anular la voluntad del otro y mantenerle atrapado a tus deseos. Esto es algo que hacemos muy sutilmente. Se alimenta del miedo a perder si yo te doy.

 “CREENCIA DE PODER SER ATACADOS”.

Cualquiera que se oponga a nuestra forma de pensar lo percibimos como un peligro, como un ataque. Somos pensados por nuestras ideologías y no somos libres. Nos sentimos esclavos de ellas y nos vemos en la obligación de defenderlas de las críticas de los demás.

¿TODAS LAS CREENCIAS SON LIMITANTES?

En este plano dual en el que vivimos necesitamos de un sistema de creencias, un sistema del cual no nos podemos deshacer. Lo que sí podemos hacer es elegir las creencias que más nos potencien, que menos nos limiten en nuestras experiencias de vida.

“A mí desde pequeño siempre me han enseñado que cuando me caiga he de levantarme y seguir avanzando para conseguir mis objetivos”. Este es un ejemplo de una creencia potenciadora,  pues me ayuda a avanzar y a superar obstáculos en el camino.

Las creencias se construyen con la finalidad de darle sentido a este mundo. El hecho de experimentarnos en nuestra totalidad nos produce vértigo, olvidamos que  pertenecemos a  un campo cuántico en el que existen infinitas posibilidades. La creencia, asociada a una emoción, colapsa una información concreta que hace que nos experimentemos en un espacio/tiempo determinado y vivamos una experiencia determinada.

Cada creencia, pensamiento, juicio, limita una parte de nuestro pleno potencial y no nos permite experimentarnos en el “todo”. Nuestro cuerpo es una creación de la mente y el mundo que vemos no es más que una proyección, una realidad holográfica.

¿CUALES SON SUS CARACTERISTICAS?

  • No se basan en un sistema de ideas lógico. Su función no es coincidir con la realidad.
  • Las creencias son como raíces aprendidas desde momentos muy tempranos. Fueron introducidas en nuestra infancia.
  • Dependen de quién y de cómo te las comunican.
  • Se establecen en tres niveles: Hechos, Interpretaciones y Significados.
  • La dificultad en cambiar las creencias desde la lógica o el pensamiento racional estriba en que las más arraigadas son inconscientes.
  • Condicionan una forma inflexible de vivir las experiencias.
  • El razonamiento de éstas: “Entre lo que yo puedo experimentar o vivir y la expresión lingüística de esa experiencia, hay mucha distancia”.
  • Cualquier persona puede cambiar sus programas. La importancia de cambiar la verbalización de las mismas, permite cambiar las percepciones y los estados emocionales subyacentes.
  • Las creencias están vinculadas al cerebro límbico y al hipotálamo. Esto las vincula estrechamente a las emociones y al cuerpo.
  • Todas las creencias tienen una intención positiva dentro de su posible disfuncionalidad. Es importante aceptar e integrar todo lo que han aportado a nuestras vidas en lugar de maltratarlas o deshacernos de ellas desde el juicio.
  • Todos nuestros comportamientos y expresiones derivan de nuestras creencias, criterios y valores.
  • Las creencias limitantes generan comportamientos compensatorios.

 

¿QUE HACER?

Lo primero que hemos de hacer es reconocer que lo que vemos no es la realidad, si no que la percibimos a través de nuestro sistema de creencias, que estas hacen que vivamos en una hipnosis que impide que veamos la realidad tal y como es.

Cuando digas frases como “Creo que”  “Debo de “  “Tengo que”. DETENTE es más que probable que estés delante de una creencia limitante. Comienza a analizarlas y sobre todo a cuestionarlas. A través de la Auto indagación comenzaras a descubrir esas creencias inconscientes, que te limitan, que te impiden seguir avanzando. Creencias que hacen que te encuentres atrapado en situaciones que se repiten una y otra vez. Que consiguen que estés en un Déjà Vu continuo.

Comprenderás que esas creencias han sido condicionadas por como vivieron tus ancestros emocionalmente y que información heredada has recibido. Te darás cuenta que esta información haga que vivas ciertas experiencias y situaciones.

Para cambiar una creencia, has de cambiar tu realidad desde tus creencias. Si tu combinación verbal habitual es jefe autoritario, ten por seguro que vas a vivir eso. Pues lo que crees lo creas.

Sin embargo si puedes elegir combinar la palabra jefe con motivación o comprensión. Vas a crear un vinculo con una creencia nueva.  Como dice Rosa Rubio, así se cambian vidas pasando de una creencia inconsciente a consciente y  transformándola como tú quieras vivirla.

Fuentes, Enric Corbera Institute®. Anthony De Mello, «Redescubrir la vida». Robert Dilts, «Como Cambiar Creencias». Rosa Rubio, http://www.rosarubio.org

 

José Antonio Rodríguez.

2 Comments
  • lilianaotarola
    Posted at 14:26h, 02 mayo Responder

    Excelente y muy útil artículo, Gracias!!! Estoy trabajando intensamente en el cambio de creencias. Se, sin ninguna duda que lo que Crees Creas, me falta la internalización para que todo mi ser vibre en esa frecuencia. Nuevamente gracias por tu aporte. Namasté

    • Jose Antonio Rodriguez
      Posted at 11:36h, 19 septiembre Responder

      Mil gracias por tu comentario Liliana,
      que bueno que estés trabajando en tus creencias, al final todo se resume en eso.
      Si es verdad que existen creencias muy arraigadas incluso que no son nuestras si no que heredamos de nuestros ancestros, y quizas sean las que tienen mas complejidad.
      Te animo a que sigas en el camino.

      Un abrazo.
      Jose.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR